2 June 2018
 De Gabriela María Rodríguez Reyes. Asignatura: Ética y Economía. Instituto de Estudios Eclesiásticos Padre Félix Varela.
La motivación inicial de Gilberto Valladares, un emprendedor solidario, como prefiere ser llamado el creador del proyecto ArteCorte, fue rescatar el valor del oficio de la barbería que consideraba era menospreciado. Esta iniciativa no estuvo motivada por la ganancia económica pues, Papito, como es conocido por sus colaboradores, clientes y amigos tenía ya un oficio rentable como peluquero y barbero del que podía haber vivido sin llegar a más nada. Posteriormente esta iniciativa fue extendiéndose y terminó por convertirse en un amplio proyecto comunitario que, aunque beneficia principalmente a los miembros de la comunidad donde se sitúa geográficamente, algunos de los servicios que brinda como el corte de pelo gratis en una academia para fomentar el oficio, se extiende a todo el que lo desee  .Este servicio tiene la doble ventaja de que beneficia tanto al que recibe el corte gratis como a los alumnos que tienen la posibilidad de ejercitar lo aprendido en clase.
La solidaridad, el compromiso, la fraternidad, el considerar a la persona y a la relación como bienes en sí mismos, el sentido de pertenencia a la comunidad son todos valores que se expresan y se manifiestan mediante las diversas labores que llevan a cabo estos emprendedores .Gracias a que estos valores son el motor impulsor del proyecto este a llegado a ser una iniciativa de múltiples finalidades que integra escuelas de peluquería para jóvenes desocupados, ayuda a casas de abuelos, actividades culturales, recuperación de espacios mal o subutilizados.
Aunque muchos de los clientes viven en la comunidad los servicios que ofrecen se extienden a todo el que desee, en el caso específico como las escuelas de barbería y de cantineros si se ofrecen para los que más lo necesiten.
La relación con la competencia y con otros negocios surgidos en el barrio y forman parte del Proyecto, está orientada a la colaboración mutua como la contribución al pago de tareas que benefician a todos y que generan además puestos de trabajo: limpieza de espacio públicos y comunes, actividades de beneficio social, entre otras. 
 Todas estas actividades resultan beneficiosas tanto para los integrantes de la comunidad como para los trabajadores, el sector cuentapropista y los habitantes de la ciudad en general porque además de los beneficios tangibles, el proyecto ArteCorte representa un ejemplo para las empresas que deseen tener un impacto positivo significativo en su comunidad.

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.