La capacitación técnica está encaminada de acuerdo a la necesidad del cliente; aunque se le sugiere las siguientes áreas: Organización del trabajo. Selección y reclutamiento del personal. Formación y Desarrollo de competencias laborales. Determinación de cargo de trabajo y perfil. Elaboración de profesiogramas. Gestión de Capital Humano.