1 February 2017
29/1/2016 7:20 pm Aeropuerto José Martí Habana
Pues ya me estoy comenzando a convencer que de verdad iré a Italia, veré al Papa de cerca, conoceré a muchos otros apasionados de la EDC, aprenderé y espero poder donar algo. Realmente que estoy emocionado pero intento controlarme para no hacer muchas guajiradas y chapucerías. Además, el estómago y los dolores de cabeza arrecian si me lo tomo demasiado a pecho. 
Hoy el día en La Habana estuvo pasado por agua y frío, aunque sospecho que aún no he conocido el frío. Luis Fernando me ha prestado un abrigo más grueso que el que traía de Camagüey. Kike me dio bufanda, gorro y una ropita un poco apretada que pone por debajo. Dahey me ayudó con las maletas.
Estoy en el salón de espera, hay muchas personas, casi todo el mundo comiendo algo, tomando cerveza, jugos… yo sólo espero. No creo poder comer algo ahora. Faltan dos horas y media para partir. Espero que los presentes, promocionales y encargos que llevo no sufran mucho en la maleta que también me prestaron y debo dejar en la Mariapolis de Castelgandolfo.
Estoy tratando de conectarme a una red wifi pero no sé, o no puedo. La mayoría aquí no son cubanos, obvio! Hay muchos latinos, franceses, españoles.
El vuelo será de diez horas, y ya llevo despierto dos días porque anoche en la Yutong no pude pegar un ojo en un asiento superincómodo, estrecho, sin poder recostarse y rodeado de gente hasta en el pasillo. Los choferes, que son tan buenas personas, por sólo $200.00 recogieron seis personas que iban en el pasillo y baño. Espero descansar un rato en el avión, si controlo las emociones.
Siento que lo principal de este viaje son las personas y proyectos que conoceré, las relaciones, lo que pueda aprender y sensibilizar lo más posible a las personas con la realidad cubana de los negocios y la economía en general. No quiero hacerme muchas expectativas, quedo en las manos de Dios porque sé que cualquier plan Suyo será para bien, será el mejor plan.
Siento responsabilidad también por todos los que están en Cuba haciendo por una economía más humana, mis amigos de GESTAR pero también en los proyectos de Cienfuegos, La Habana, Santiago, Camagüey… Espero representar dignamente mi país, sin hablar de más, pero tampoco de menos. Sé que Cuba está de moda, todos quieren saber, participar de algún modo; a ver si puedo ayudarnos y ayudarlos en esos esfuerzos.
 
Rocca di Papa, Roma, Italia 10:55pm
 ¡De verdad estoy en Italiaaaaa! El vuelo fue bastante pasajero, llegué 1:42pm hora de Roma. Dormí un poco pero las emociones podían más que el sueño y me puse a ver películas, etc. Al salir de la gran cola de emigración busqué la maleta, me revisó un guardia italiano y al salir estaba Vizenso, que también esparaba a Norma Patricia y Christian de México que casi salieron detrás de mí. 
En el Centro Mariápolis de Castelgandolfo no alcanza para todos los que vienen entonces varios nos quedamos en Rocca di Papa. Es un lugar precioso donde nos quedamos: Hotel Poletone. Es muy sencillo todo,limpio y ordenado. Hay un campito de futbol y un parquecito para niños, incluso unos conejos sueltos, como perros o gatos. 
Con Norma y Christian enseguida surgió una química muy fuerte, ya habían escuchado de nosotros de Cuba. Iban al encuentro de noviembre pero luego no fueron porque se casaban en diciembre. Sobre las 5 fuimos a dar una vuelta por el pueblo, entramos a una pequeña pizzería, habían 8 tipos de piza diferente, yo pedí con papas primero, y luego con unos embutidos. Las dos muy buenas.
Luego regresamos al hotel y ya habían llegado unos colegas de Congo, Costa de Marfil, Estados unidos (Peter, de Detroit) y más tarde otro mexicano y una hondureña.
Intento conectarme por la laptop pero acabo disgustado, pero como es momento ni lugar para eso, pues tranquilo. Al menos pude pasar un correo desde el móvil antes que se apagara por la batería.
Ya son más de las 11 y tengo 

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.