16 December 2016
El Taller de intercambio “25 aniversario de la EdC” se realizó en La Habana, Cuba. Entre los días 21 y 23 de noviembre de 2016 se dieron cita alrededor de 40 personas para compartir y dialogar sobre nuevas y más humanas formas de ejercer la economía, sostener negocios y crear empresas.   
 
El escenario fue maravilloso: una casa de campo rodeada de tranquilidad y paz, con el verdor de protagonista y mucha vida joven desde distintos puntos de nuestra geografía cubana y un poco más allá. Las cálidas palabras de bienvenida fueron de Luis F. Vélez, uno de los coordinadores del Movimiento de los Focolares en Cuba, para motivar un ambiente de confianza, libertad, apertura, acogida y alegría.
La primera ponencia tuvo como responsable a un invitado excepcional en Antonio García Garcimartin, focolarino y economista español que actualmente vive en Colombia y trabaja en la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín. Una EDC dialogante con las nuevas propuestas que ponen a la persona en el centro de la economía: cooperativismo, empresas B, bancos del tiempo, economía colaborativa, Montes de Piedad, economía social/civil…para una refundación ética de la nueva economía que necesita el mundo.
Más allá de las ponencias teóricas del martes y miércoles era imprescindible el acercamiento genuino. El encuentro auténtico entre gentes de buena voluntad con deseos de ayudar a una sociedad más solidaria y próspera, mediante negocios y empresas que necesariamente deben tener los mismos adjetivos. El fin no era hacer redes de negocios para ganar más dinero, para vender más productos. Tampoco darse publicidad, sino conocer la historia de vida real que existe detrás de cada esfuerzo más o menos exitoso financieramente. Lo financiero es parte del éxito cuando el fin verdadero es la felicidad, propia y a la misma vez de los que nos rodean.
Hablar de EDC fue el aglutinante para descubrirnos modos, formas, prácticas, que ya en lo cotidiano de muchos negocios y proyectos cubanos hacen comunión, solidaridad, gratuidad, fraternidad. Los ejemplos de PROCLE, ADORGRAF, ARTECORTE, PAPELART, BOLSOS SYBIL, PC-KMC, COMUNIO, CORINTIOS 13, GESTAR, INCUBAMEPRESAS, GESTOUR como proyectos económicos consolidados y con una profunda mirada hacia lo social, hacia las personas que son el centro y objetivo final de todo su quehacer. Apoyo a personas con discapacidad, ancianos, niños sin amparo filial, jóvenes que no ven esperanza en Cuba o se encuentran en situación de marginalidad social, familias de bajos recursos; en contextos tan variados como La Habana Vieja, la ciudad de Camagüey, el ambiente rural de Guabairo en Cienfuegos, la residencial zona de Alamar o el competitivo Vedado, el Consejo Popular Los Sitios, Artemisa, Güira de Melena…todos mostramos que se es capaz de ser solidarios sin ser millonarios.
 
El panel dedicado a las mujeres emprendedoras estuvo matizado excepcionalmente por la sensibilidad humana y grandeza que las caracteriza. La historia familiar de los bolsos de Sybil y Seydel, el renacer de Luisa Ewen (Cary Limonta) y las luchas de Marlene y sus magias con papel y “basura”; llenaron un espacio de conmovedores testimonios que inspiran hasta al más escéptico de los no creen en la posibilidad de los negocios, con enfoque humano, en Cuba.
La música del proyecto “Corintios 13”, grupo cienfueguero de música campesina, animó de una manera muy cubana. La alegría contagiosa de Isis y la conversación motivadora de Caridad, junto a la disponibilidad de conversación de Malcom se convirtieron en pegamento para acercar personas y fundar relaciones.
 
La visita al Santuario Nacional de San Lázaro, más conocido como El Rincón, también nos imprimió la idea de que se puede hacer mucho por las personas, si encontramos los espacios y generamos soluciones para los problemas sociales más graves de nuestra sociedad; siempre a partir de la organización y la disciplina. El Padre Sergio dialogó lo hecho en este mágico sitio donde se fabrican velas, se alojan peregrinos y se expenden artículos religiosos para sostener una casa diurna para 20 abuelos, una guardería para 63 niños y ayudar a otras casi 500 personas en vulnerabilidad social y económica de la zona. IncubaEmpresas le propuso al Padre Sergio estimular el emprendimiento a partir de cursos y talleres gratis, que permitan impulsar la creatividad e iniciativa emprendedora de las gentes de la zona.
Ya esperamos el próximo año para celebrar otros encuentros, quizá el del cuentapropista solidario, como le llama Papito Valladares; o el de pymes civiles o cooperativas por el bien común…
 Nos vemos en octubre de 2017, comienza tu proyecto económico-social para que nos cuentes tu experiencia. Hagamos más comunión en y desde nuestras empresas y proyectos.
¡Hasta pronto!
 

Tags: 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.