14 February 2017

Messina, Sicilia, Italia, 14 de febrero de 2017. Día del amor y la amistad.

Después de tres trenes y dos autos llegué a Messina, región norte de la isla de Sicilia. Era la noche del sábado 11 de febrero, de noche y las dos ciudades que comparten el estrecho de Messina, Calabria y Messina, se ven hermosa, muy iluminadas, en movimiento por las luces blancas y rojas de los autos en las avenidas de los paseos marítimos. Ah, también hay que montar a un barco, tipo ferry, que cruza el estrecho cada 40 minutos. En la estación de Villa San Giovanni esperaba Gaetano. Es un hombre genial y como casi todos los genios, muy humilde. Durante mi estancia siempre ha estado atento a que esté bien, hemos compartido mucho juntos. También me abrió su casa para cenar junto a su familia.

Para dormir me quedo en un Bed&Breakfast, justo al lado de la catedral grande de Messina, un lugar muy céntrico y turístico. En Messina veo muchos jóvenes, muchas familias con sus bebés. Negocios de todo tipo pero sobre todo restaurantes, bares, club de fiestas, peleterías.

La primera visita de trabajo fue la cena del propia sábado porque fuimos a un restaurant de comida típica de Messina, aunque también modernizada, evolucionada y adaptándose a nuestros tiempos. Es un sitio de “slow food”, comenta Gaetano, porque la comida la hacen al pedido. Hay mucha cercanía entre Gaetano y todos los miembros de esa cooperativa. Sí, es una cooperativa, como tantas otras que están bajo la sombrilla de la Fundación de la Comunidad de Messina (FCM), que dirige Gaetano. Es muy compleja la organización de la FCM: el centro es ECOSMED, una especie de incubadora/consultora/cerebro primario de todos los proyectos. Además hay un clúster de cooperativas sociales llamado Sole (se refiere a Solidale Economi, economía solidaria pero haciendo juego de palabras con la palabra italiana “sole”, sol). También hay un clúster de finanzas éticas llamado Fundazione Pugliesi (apellido de un procurador de Messina que comenzó la limpieza de las mafias de la zona hace unos años). También está el Parque Horcynus Horca, al que fuimos el domingo en la mañana, después de un desayuno con “granitas”: un pan dulce y café frío con crema batida de leche. El parque está en el punto más al norte de Sicilia y dentro tiene varias instalaciones y atracciones: un centro de investigaciones, otro de buceo que es una cooperativa social, al igual que el restaurant-cafetería y la escuadra de mantenimiento, reparación y jardinería. En todas estas cooperativas se procura la inserción laboral de personas en vulnerabilidad social (exconvictos, pacientes psiquiátricos, personas con habilidades especiales, siempre en conjunto con personas que tienen una gran vocación social y solidaria). Este parque, como parte de FCM, colabora con universidades de Calabria y Sicilia, siempre abierta la colaboración a otros actores. Mediante la creación de empleos no solo se intenta que las personas se sustenten económicamente sino que les da una dignidad al trabajar. Toda esta lógica es a la que el Papa Francisco llama a los actores económicos: crear inclusión y capacidades, no a crear descartes que luego hay que solucionar.

Luego de la visita al parque nos fuimos hasta la sede de FCM en un antiguo fuerte o fortaleza militar. Las administraciones de todos los proyectos y cooperativas tienen sus oficinas en conjunto. Interesante que ninguna puerta se cierra con llave, no existen candados ni llavines. Es un espacio de coworking que permite estar juntos para buscar soluciones, conversar los problemas, compartir ideas y valores. Allí también hay un restaurant-cafetería que es una cooperativa social que brinda servicio internos pero también a la comunidad de la zona. Está en la punta de una colina desde donde se divisa toda Messina en un espectáculo precioso.

Luego del “pranzo”, almuerzo en italiano, tuve un poco de tiempo libre que utilicé en hacer descargas de materiales sobre temas de emprendimiento, economía colaborativa, economía de comunión, etc. También aprovecho el Whatsapp para conversar con video llamada con mis hermanos en Estados Unidos y Canarias. En la noche cena con la familia de Gaetano.

Al otro día visitamos la fábrica de cerveza local, reabierta por la FCM con mejoras tecnológicas y convertida también en cooperativa, como modelo de gestión más democrático y socializador. Llama la atención que solo laboran 15 personas y pienso que si estuviese en Cuba trabajarían muchos más. Realmente debemos buscar ser más eficiente, y esto no es solo por mejores y actualización tecnológica (que lógicamente provee de ventajas competitivas importantes), sino en asumir una cultura del trabajo enfocada a los resultados, al cliente y al trabajo en equipo, desde la responsabilidad individual. Más tarde, ahora guiado por Giuseppe, vamos hasta Barcellona a conocer una cooperativa social dentro de una prisión que antes era una hospital psiquiátrico. Allí incluyen a varios convictos y exconvictos, para los cuales el mercado laboral no existe prácticamente. En tres equipos trabajan la madera, el hierro y el montaje constructivo. Sus clientes son varios órganos estatales pero también empresas constructoras, personas privadas, etc. Existe un pequeño parque experimental con paneles solares, debajo de los cuales se cultivan, frutas, vegetales y flores.

Es muy importante señalar que las tecnologías renovables son una herramienta y objetivo de trabajo de la FCM. Existe un dispositivo cerca del Parque Horcynus Orca que produce energía eléctrica con las mareas fuertes del estrecho de Messina. También existe un proyecto con 200 familias de bajos ingresos que tienen paneles solares para que se autosustenten y vendan lo que sobre a la red. Este financiamiento ayuda a incubar otros proyectos. Además, se creó una cooperativa para dar soporte tecnológico a todos los proyectos con tecnologías renovables. Existe un uso sólido y extensivo del conocimiento y la tecnología, pero siempre en función de las personas.

Con esta lógica se proyecta una pequeña comunidad de 6 casas, al menos al inicio, para familias en vulnerabilidad, como parte de un parque tecnológico y biosaludable en una zona periférica de Messina. Giuseppe me explica con prestancia; me doy cuenta de cuanto he conversado en italiano. Con dos meses más puedo ser traductor, del siciliano al camagüeyano.

Tags: 

Comentarios

Visita a la Fundación de la Comunidad de Messina | Grupo Gestar

Hi there very cool website!! Guy .. Beautiful .. Amazing ..<br><br>
I will bookmark your website and take the feeds additionally?<br><br>
I am glad to search out a lot of useful information right here within the <br><br>
put up, we'd like work out extra strategies in this regard, thanks for sharing.<br><br>
. . . . .<br><br>
<br><br>
Here is my homepage - <a href="http://isadorayouse.bravesites.com/entries/general/Shoe-Lifts-For-Leg-Le... insoles</a>

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.